sábado, 28 de mayo de 2011

Que no se le salga el Gas



Muchos de los que me conocen siempre me miran como un bicho raro cuando les cuento que a mi la Coca-Cola o la mayoría de las gaseosas, me gustan sin gas. Que podemos hacer así me gusta a mí, soy de los que agita el envase antes de guardarla en la nevera, mi hermano se que en secreto me echa madrasos por eso cada vez que va a destapar la gaseosa y se da cuenta que "alguien" le sacó el gas.

Pero toda esta intro, es para soltarles el dato curioso del día; si a usted es de los que le gusta que la gaseosa conserve el gas por más tiempo le tengo el dato, cuando va a guardar el envase con lo que queda de líquido puede poner el envase con la boca hacia abajo, eso sí bien tapadita para que no derrame el contenido y le vuelva nada la nevera, tenga en cuenta también que quede cuñada para que a las 3am no se caiga y lo despierte un ruido extraño que proviene desde el interior de la nevera.

La explicación es bastante simple, cuando volteamos el envase el líquido queda en la parte inferior evitando que el gas se escape por los pequeños poros que tienen las tapas, este gas queda en la parte de arriba (culo de la botella) por donde no tendrá espacio para escaparse, el dato interesante del día gracias a @gallinaastuta en Twitter.

Ya saben para que no se le salga el gasesito, guarde la gaseosa al revés.

viernes, 27 de mayo de 2011

Animales come mierda

"Aunque parezca una sucia costumbre, la ingesta de los propios excrementos es vital para los conejos, así como para otros animales.

Ahora bien, los conejos nunca comen las heces que expulsa durante el día, que son duras y tienen forma de canica, sino únicamente las que defeca durante la noche. Estas cacas presentan una consistencia más blanda, aparecen agrupadas y cubiertas por un líquido mucoso. A través de su ingesta, el conejo recupera algunas sustancias nutritivas, como la vitamina B y ciertos minerales. Así pues, este comportamiento gastronómico aleja el fantasma de padecer carencias alimentarias y sufrir serios trastornos neurológicos. Por último, hay que añadir que algunos animales, como los perros, no son tan sibaritas, pues consumen cacas incluso de otras especies."

Esta teoría ya la había escuchado (no la de comerse las eses) sino la de los nutrientes, en las investigaciones que hemos realizado con http://www.biogascolombia.com/ hemos descubierto que las excretas de los porcinos tienen un potencial energético de hasta 60% lo que quiere decir que el animalito sólo extrajo el 40% de los nutrientes de los alimentos, este contenido ayuda a que la materia fecal al descomponerse genere un gas diferente, no más energético o potente pero puede ayudar a su combustión, inclusive hay algunas prácticas en fincas porcinas no tecnificadas donde aprovechan las excretas del marrano para darlo como alimento después de unos tratamientos.

Dato curioso del día.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Mis bisabuelos se conocieron por INTERNET

Cuando me sentaba a la mesa en la casa de los abuelos siempre le pedía a mi abuelo que me contara la historia de como se habían conocido "Papá Alo" y "Mamá Ana" los padres de mi abuelo o como quien dice mis bisabuelos, me encantaba la historia cuando era niño y todavía me gusta, más aún cuando me di cuenta que mis bisabuelos se conocieron por Internet. Sí, entendió bien por Internet a principios del año de 1933.

Deberían ver la cara que han puesto mis amigos cuando les digo eso (probablemente la que estan haciendo ustedes en este momento) es una mezcla entre "no te creo" con una pequeña sonrisa y un "este man si habla mier..." pero déjenme les explico la razón de mi teoría y posiblemente la razón de mi gran afición a las redes sociales, internet, el mal llamado mundo 2.0 y tal vez también al dato curioso.

Pues resulta que "Papá Alo" como lo llamamos todos en la familia, fue durante mucho tiempo (de manera empírica y con el profesionalismo que da la experiencia) el telegrafista de su pueblo natal Fredonia Antioquia y por su lado "Mamá Ana" era la telegrafista de Barbosa Antioquia, ambos compartían la pasión por su trabajo, un trabajo que les exigía dedicación, atención y mucha responsabilidad, imagínense ustedes ser la persona encargada de recibir los mensajes de todos los habitantes del pueblo. Además que se enteraban de todo primero que cualquiera y como si fuera poco los traductores del famoso punto-raya del Alfabeto Morse.

Supongo yo, que en ese entonces tendrían que existir largas horas de inactividad y ocio en sus trabajos durante los cuales mis queridos bisabuelos aprovechaban para conocerse y actualizarse de noticias de cada uno de sus sitios de origen, básicamente se la pasaban "chatiando" igual que en una relación que nace en la virtualidad llegaron a hacerse buenos amigos y complices compartiendo los gajes de su particular oficio, finalmente "Papá Alo" decidió ir a conocer su amor virtual y después de un largo viaje con trasbordo de mula, tren y alpargata fue a ver los ojitos verdes de la niña que le mandaba emoticones de rayitas y punticos a través de un aparatejo de madera y metal.

Como podrán suponer se casaron tuvieron una hermosa familia, como se acostumbraba en las familias antioqueñas de la época numerosa, de la cual nacieron 12 hijos quienes fueron testigos de varias anécdotas curiosas entre las cuales cabe resaltar que las discusiones entre "Papá Alo" y "Mamá Ana" (para no peliar delante de los niños) se realizaban en clave Morse golpeando con sus dedos la madera de la mesa del comedor, obviamente ni mi abuelo ni sus hermanos entendían que se decían pero sabían que estaban discutiendo de algo que no querían que ellos se enteraran.

Cuando se conocieron, mis bisabuelos se comunicaban por unos cables cobreados y unos arcaícos "PC" de madera y metal, en un lenguaje binario de puntos y rayas que aunque se conoce como clave Morse, fue creado por Alfred Vail asistente de Samuel Morse y esta clave morse fue la inspiración para crear la base del lenguaje de unos (1) y ceros (0) de las comunicaciones actuales, o sea que como les indique al comienzó mis bisabuelos se conocieron por internet, se llamaba diferente, pero viene siendo la misma vaina.




Sólo me queda contarles que en la casa de mis abuelos cuelgan orgullosamente en una pared, los 2 telégrafos que usaban los bisabuelos en sus trabajos de antaño, que guardan en código morse las palabras de enamorados que se enviaron estos dos internautas de otrora y de los que por lo que a mi me consta son los dos primeros enamorados que se conocieron por Internet.